jueves, 12 de febrero de 2015

Jugando con tul


Si si! Carnaval ya está aquí! y para ese día he estado haciendo una falda de tul ambientada en una película infantil: "Alicia en el país de las maravillas".

Esta vez he reversionado la falda de La malvada Reina de Corazones. Me encanta hacer este tipo de vestuario escénico, es como jugar!!!
Queréis saber cómo ha sido crear esta falda? Ha sido divertido, aun que no fácil, por la gran cantidad de tejido que lleva! Es como coser una nube!!! 


Todo lo que se necesita es: 
Una cantidad enorme de tul ( en este caso unos 15 metros)
 Tejido negro para hacer la base de la falda
 Fieltro negro y rojo
 Goma
 Cinta de bies
Lo que hice fue cortar una falda base en color negro que sería donde cosería más tarde el tul.
Después, corté el tul en tiras de 50cm aproximadamente y del ancho del tejido.
Para unir todas las partes de tul, ahí es donde se utiliza la cinta de bies. ¿Por qué? Fácil, porque el tul es tan finito, que si se cosiera solo una capa con otra, en el mínimo tirón se rasgaría. O sea que se utiliza el bies para reforzar.

Una vez estuvieron unidas todas las piezas de tul y tuve todo el taller lleno de metros y metros de tul, Imagínate 15 m de un tejido tan fino... lo que yo digo! una nube!
Llegó la hora de colocarlo sobre la falda base. Lo que hice fue poner sobre el maniquí la base, y colocar en esta cada una de las uniones de tul con la cinta de bies para así después coserlo en la máquina.
Después de eso... sólo faltaba una cosa. A coser a máquina!
Si alguna vez os atrevéis a probarlo vosotras siguiendo estos pasos... veréis que es complicado manejar todo ese tejido sobre la mesa de la máquina, pero tranquilas, que se puede! El tul abulta mucho, pero cuando lo sujetas con las manos, no ocupa a penas espacio.
¿Cómo se cosen tantos metros de tul en una falda? Frunciendo con las manos para colocar todo ese tejido en el espacio que tu quieres. 
Cuanto más tejido tengas y menor sea el espacio, más fruncido tendrá que ir y más pomposa y bonita quedará después la falda.
Ya está! todo el tul está cosido a la falda base pero... ahora hay que solucionar un problemilla. La cinturilla! porque, seguro que más de una ya lo ha comprobado... y es que el tul pica, y mucho!
Así que hay que pulir la zona de la cintura para que, una vez puesta, la falda no pique.
Yo lo pulí con la máquina overlock, pero no es una máquina doméstica, y no es común que la podáis tener en casa. Si tenéis alguna máquina, será una plana, que es la de toda la vida.
En este caso, se utiliza el mismo bies que se ha utilizado en las uniones del tul.

Una vez solucionado el problema, hay que colocar la cinturilla, en este caso, de goma. 
Es la mejor forma de que la falda quede adaptada y siente de maravilla!

Casi estamos! el trabajo acaba... y cómo lo disfruté! Cuando trabajo prendas así, me siento como cuando era niña y con retales hacía cositas para mis muñecas.
Después de la cinturilla ya sólo queda el distintivo de la falda, que se note que es de Reina de Corazones! Así que, con fieltro, corté picas y corazones que después repartiría por la falda cosidos a mano.
Y después de unas horitas jugando...
Aquí está! La falda de reina de Corazones!


¿Es espectacular verdad?
A mí me encanta! qué pena que no me haya hecho otra para mí!